KOOGUASU DEPORTES
Futbol internacional

El boletín del triunfo de River ante Boca en el Superclásico: de las tres figuras del ganador al recambio que no le funcionó a Almirón

El Millonario se impuso por 2 a 0 en La Bombonera y se quedó con un duelo clave en la Copa de la Liga. El Xeneize se presentó con mayoría de suplentes debido a la revancha que jugará frente al Palmeiras, en la semifinal de la Copa Libertadores. El uno por uno de los protagonistas

infobae

Sergio Romero (6): Intervino con seguridad ante los ataques de River y no tuvo responsabilidad en el gol de Rondón. Un rebote inoportuno marcó la diferencia del Superclásico.

El gesto de Martín Demichelis tras el triunfo de River Plate ante Boca Juniors y la decisión que motivó el aplauso de sus jugadores

Marcelo Weigandt (5): Le costó por la banda derecha y no gravitó en el ataque. Nunca se mostró como opción por la banda. El Xeneize extrañó las proyecciones de Luis Adbíncula.

Bruno Valdez (4): Al central le costó imponerse ante la jerarquía de Salomón Rondón. Se le complicó en la vía aérea y demostró que le costó afrontar el compromiso como un verdadero clásico. En el segundo tanto, se quedó sin aire y mostró sus falencias.

Nicolás Valentini (6): Oportuno en las marcas, volvió a exponer una de sus mejores características: la de tiempista. Se lo notó sólido y cuando el encuentro se picó, tuvo carácter para “copar la parada”.

Marcelo Saracchi (4): No pudo cumplir con la famosa “Ley del ex”. El lateral no dio ninguna opción en el ataque y fue muy vulnerable en la faceta defensiva. Todavía tiene que demostrar jerarquía para ponerse la camiseta de Boca.

Jorman Campuzano (5): Se encargó más de aplicar la pierna fuerte y no le dio el equilibrio que necesitaba el equipo. El Xeneize tuvo mayor peso ofensivo cuando fue reemplazado por el Changuito Zeballos.

Lucas Blondel (4): Su salida era previsible. El conjunto de Jorge Almirón cambió por completo cuando ingresó Medina en la mitad de la cancha. Con las variantes, Boca emparejó el desarrollo del duelo.

Ezequiel Bullaude (4): Duró 45 minutos en cancha y tuvo que ser reemplazado por Equi Fernández, porque River mostraba superioridad en la mitad de la cancha. Una producción para el olvido.

Juan Ramírez (3): De los más flojos de la cancha. Nunca se afianzó para generar ocasiones de riesgo y cuando entró el Colo Barco, Boca renovó un funcionamiento que tuvo mayor vértigo y velocidad.

Lucas Janson (5): Tuvo intervenciones intermitentes. No logró asociarse en la ofensiva y tampoco apeló al recurso de su buen pie.

Darío Benedetto (5): Estuvo activo y generó preocupación en la zaga central de River; pero los constantes offsides perjudicaron su rendimiento. El Pipa fue voluntad, pero le faltó precisión y jerarquía.

Dario Benedetto no puede con la marca de Paulo Díaz. Foto: REUTERS/Cristina SilleDario Benedetto no puede con la marca de Paulo Díaz. Foto: REUTERS/Cristina Sille

Valentín Barco (6): El Colo fue uno de los responsables de la levantada de Boca en el complemento. Con sus centros, proyecciones y habilidad lastimó a la última línea del Millonario.

Cristian Medina (6): Otro de los que le dio más recursos a la mitad de la cancha del Xeneize. Tuvo el empate de cabeza, pero el destino hizo que la pelota se vaya al techo del arco.

Ezequiel Fernández (5): Contribuyó con la gestación de juego para conformar sociedades. Al manejar los dos perfiles, siempre se mostró como variante para descarga y lanzar al vacío.

Edinson Cavani (6): De lo mejor de Boca. El uruguayo inquietó y tuvo el empate con una chilena hermosa que expuso su técnica individual. Por milímetros el VAR confirmó que estaba en posición adelantada. Era un golazo.

Exequiel Zeballos (5): Fue de mayor a menor. Apenas ingresó parecía tener la carta del gol, pero se fue apagando con el correr de los minutos.

Jorge Almirón (5): Apostó por el recambio en plena serie de las semifinales de la Copa Libertadores ante el Palmeiras. Cuando se encontró con el resultado adverso, realizó los cambios que mejoraron la imagen de Boca, pero no alcanzó. Ahora tendrá la obligación de ganar en Brasil.

A Jorge Almirón no le funcionó el recambio. Foto: REUTERS/Cristina SilleA Jorge Almirón no le funcionó el recambio. Foto: REUTERS/Cristina Sille

Publicidad

Franco Armani (7): El arquero campeón del mundo fue una garantía en el arco. Intervino a la perfección cada vez que fue exigido. Con su producción, despojó las dudas que se habían instalado sobre su nivel.

Marcelo Herrera (7): Notable partido, apareció en un momento clave para evitar el gol de Boca que representaba el empate. Tuvo sacrificio y claridad.

Leandro González Pirez (7): Otro de los que tuvo una gran tarde. Evitó las amenazas de Benedetto y cuando ingresó Cavani supo desarmar al ex goleador del PSG, Napoli y Valencia, entre otros.

Paulo Díaz (9): “Era un partido importante y había que sacarlo con garra”, dijo después del partido. Sin dudas, que así lo entendió el defensor. Con sus cruces, demostró que está en un gran nivel.

Milton Casco (6): Fue una lástima que tuviera que dejar el campo por una lesión, aunque su reemplazante, Enzo Díaz, fue el que selló el 2 a 0 para la felicidad del Millonario.

Nicolás De La Cruz (7): Uno de los más destacados de la tarde. Preocupó a la última línea de Boca con su velocidad. Además, demostró su carácter para no dejarse amedrentar por sus rivales en La Bombonera.

Enzo Pérez (7): Fue clave para abrir el marcador. Su remate marcó el inicio de la gesta de Salomón Rondón, quien festejó el 1 a 0 casi sin darse cuenta. A las casualidades hay que buscarlas. Y Enzo las encontró.

Ignacio Fernández (7): Nacho volvió a tener muestras de categoría en un partido que se jugó con los dientes apretados. Sus pases profundos complicaron a la defensa de Boca.

Manuel Lanzini (8): Manu está intacto. Después de tantos años en la Premier League, el ex West Ham dejó su huella en La Bombonera. Fue de los más punzantes en el ataque de La Banda.

Esequiel Barco (7): Una opción constante para profundizar el ataque. El ex Independiente se movió por todo el frente de ataque. Le faltó precisión para llegar a la red, pero estuvo intratable.

Salomón Rondón (7): Sumó puntos por el gol de carambolas que convirtió en el Superclásico. El delantero no tuvo su mejor versión, pero abrió el duelo con un rebote que descolocó a Chiquito Romero.

Salomón Rondón festeja su conquista. Foto: REUTERS/Cristina SilleSalomón Rondón festeja su conquista. Foto: REUTERS/Cristina Sille

Enzo Díaz (7): Entró para liquidar el pleito. En un contragolpe perfecto selló el 2 a 0 y River volvió a ganar en La Bombonera después de 5 años.

Rodrigo Aliendro (6): Fue la primera variante de River y entró por Nacho Fernández. Tuvo una función más defensiva y le dio aire a una mitad de la cancha que comenzaba a complicarse, cuando Boca emparejó el partido.

Facundo Colidio (5): Entró en lugar de Salomón Rondón y no se sintió cómodo en su función de nueve. Al ex Tigre le gusta jugar por las bandas para capitalizar su velocidad. Estuvo encerrado y no gravitó.

Ramiro Funes Mori (-): Entró cuando faltaban 8 minutos en lugar de Manu Lanzini para defender la ventaja.

Gonzalo Martínez (-): También ingresó en esa ventaja por la lesión de Enzo Pérez. Todos los hinchas del Millonario soñaban con una contra del Pity.

Martín Demichelis (7): Convenció a un equipo para que salga a jugar sin importar el contexto. Durante el primer tiempo, River fue claramente superior, pero en el complemento Boca lo emparejó con las modificaciones que hizo Almirón. Sufrió más de lo imaginado y debió resolver el Superclásico con mayor antelación.

Infobae

Tambien te puede interesar

Inter Miami: Dos bolivianos formarán parte del equipo de Lionel Messi

kooguasu Deportes

Ya se conocen las fechas y horarios de las dos primeras fechas de las Eliminatorias

kooguasu Deportes

Ecuador hunde a Chile con un solitario gol de Ángel Mena

kooguasu Deportes