KOOGUASU DEPORTES
Futbol nacional

Blooming gano el clasico cruceño

Cuando se trata de individuos con habilidades extraordinarias que pueden traer paz y felicidad a una comunidad, se habla de héroes. En la noche del sábado, Jefferson Tavares se convirtió en uno de ellos tras anotar el gol del triunfo de Blooming y regalarle a su hinchada un recuerdo especial y eufórico. Si bien Oriente Petrolero (que jugó con un equipo mixto) propuso más en ataque, eso no fue suficiente para batir a la defensa académica y a su arquero.

Un detalle curioso del partido fue que nueve de los quince jugadores de la Academia cruceña que estuvieron en cancha terminaron amonestados (en los refineros hubo tres). Eso fue un reflejo de lo luchado que estuvo el partido en el que Blooming consiguió su triunfo 58 en clásicos cruceños (Oriente Petrolero todavía domina el historial con 76 victorias). Así fue el duelo que protagonizaron el equipo de Erwin Sánchez y el de Rodrigo Venegas en la noche del sábado.

Arismendi desata la alegría de la hinchada bloominista

La intensidad futbolística en el ‘Tahuichi’ empezó desde los primeros instantes de juego. Antes de llegar al minuto 1, Luciano Guaycochea ya había mandado un cabezazo cerca del arco de Bruaulio Uraezaña. El aviso estaba claro: Oriente tenía ganas de quedarse con el clásico al igual que su rival. Las tarjetas amarillas también aparecieron muy temprano. En ese mismo minuto, el capitán de Blooming, Richard Spenhay, fue amonestado por una falta contra Samuel Guzmán. El cotejo se iba a tornar brusco.

Oriente volvió a la carga en ofensiva con un tiro de esquina al minuto 2. No obstante, el primero en celebrar iba a ser Blooming que en su primer ataque, a los 5, encontraría la apertura del marcador. Todo empezó con un tiro libre ejecutado por Rafinha desde el sector derecho. La pelota llegó a la cabeza de Abraham Cabrera, quien la direccionó para que su compañero Fernando Arismendi puntee el esférico en la boca del arco y deje sin opciones de rechazo a Wilson Quiñónez. El 0-1 del clásico 193 era una realidad y los académicos lo festejaron eufóricamente.

Blooming abrió el marcador a los 5′ y festejó primero. Foto: Marka Registrada.

La primera anotación del eterno rival no hizo que Oriente se exaspere. Hasta los 20′, los alviberdes decidieron manejar con calma el partido y generar ataques sin mostrar desesperación. La intensidad comenzó a bajar un poco desde el minuto 20, pues Blooming lentamente se replegó en su área para aguantar el resultado. Los verdolagas tenían más difícil la tarea de empatar el partido.

A los 36′, Oriente estuvo cerca de empatar con una jugada de balón parado. Guaycochea ejecutó un tiro libre desde la izquierda, Maximiliano Caire alcanzó a cabecear el balón y asistir a Ferddy Roca que también cabeceó con más potencia a la portería de Uraezaña. Sin embargo, el guardameta de la Academia rechazó el esférico a puro reflejo. El balón le quedó a Guaycochea que remató violentamente, pero arriba del travesaño. Luego de dos minutos de adición, Blooming se fue con alegría al descanso e hizo que el nerviosismo se empiece a notar en los gestos corporales de Erwin Sánchez.

La noche de ensueño de Tavares

El segundo tiempo empezó con dos cambios en Oriente Petrolero. ‘Platini’ Sánchez quería empatar el partido en el Tahuichi y metió a Hugo Dorrego y Alexis Ribera (dos jugadores que habitualmente aparecen en el esquema titular del entrenador cruceño) al campo de juego. Ya entre el 46 y 48, los albiverdes generaron dos remates ofensivos; uno de Guaycochea que se fue cerca del arco de Braulio Uraezaña y otro de Dorrego que el mismo portero rechazó sin muchos inconvenientes.

En el manejo de juego, el partido lo volvió a dominar el cuadro refinero que proponía más en ataque. De hecho, Blooming hizo su primer acercamiento ofensivo al minuto 58. El ingresado Clody Menacho se internó en el área chica del rival para pasarle la pelota a Jefferson Tavares. No obstante, Maximiliano Caire adivinó efectivamente la intención de Menacho y apareció para despejar el esférico lejos de la portería de Wilson Quiñonez.

Jefferson Tavares y Marcelo Suárez. Foto. Marka Registrada.

La impotencia de Erwin Sánchez por ver que su equipo atacaba pero no concretaba lo indujo a llamar a Facundo Suárez para jugar (ingresó a los 61′) y a discutirse con el cuarto juez del encuentro (Carlos Arteaga). Ese último acto le valió la expulsión al minuto 66. Antes de irse, Sánchez pidió a su equipo mantener la presión en la cancha y no claudicar hasta encontrar el gol. Precisamente, a los 72′, Dorrego robó la pelota casi cerca de la mitad de la cancha, se la pasó al ingresado Facundo Suárez que desbordó por la banda izquierda y mandó un centro al área que encontró al mismo Dorrego, quien con el borde interno de su botín derecho fusiló a Uraezaña para decretar el empate. La hinchada albiverde también festejó eufóricamente el tanto de la igualdad. El partido estaba más emocionante que nunca.

Ya en el tramo final del cotejo, Blooming mantuvo su juego defensivo y no frenó la iniciativa en ataque de Oriente. Sin embargo, la idea de la Academia cruceña era generar un contragolpe. A los 93′, la estrategia del chileno Rodrigo Venegas iba a dar sus frutos. Richard Spenhay descargó un pase en profundidad desde el área defensiva de los celestes y Júnior Sánchez tocó el balón para cambiar ligeramente su dirección. El esférico le llegó a Tavares que se internó en el área chica y que, ante la salida de Quiñonez para cubrir espacios, definió cruzado al segundo palo para anotar el gol de la victoria. Fue un momento de ensueño para el brasileño. La hinchada bloominista volvió a explotar de alegría y todo gracias a su gol anotado.

Tras cinco minutos de adición, los refineros no pudieron generar más jugadas peligrosas y se quedaron con las manos vacías en el clásico 193. La victoria le dio a Blooming el liderato de la Serie B del torneo (ya tiene 13 unidades) y le metió presión a Bolívar que el martes debe ganar a The Strongest si no quiere despegarse de la punta.

Publicidad

Figura Monumental del partido

El gol de la victoria de Jefferson Tavares le dio al brasileño el título de figura del encuentro en el Tahuichi. Pero más allá de eso, también fue meritoria su labor en ofensiva, pues fue el jugador más peligroso en los pocos ataques que generó la Academia cruceña a lo largo del cotejo.

Jefferson Tavares, la figura del partido. Foto: Enrique Canedo.

Ficha del partido

Torneo Apertura 2022-Fecha 6-Interseries, torneo Apertura 2022

Oriente Petrolero (1): Wilson Quiñonez; Samuel Guzmán, Marcelo Suárez, Maximiliano Caire, Rodrigo Saucedo (Sebastián Álvarez, 61′); Juan Mercado, José Mendoza (Alexis Ribera, 46′), Miguel Ríos, Luciano Guaycochea (Facundo Suárez, 61′), Hugo Rojas (Hugo Dorrego, 46′); Ferddy Roca (Daniel Rojas, 74′). Entrenador: Erwin Sánchez.

Blooming (2): Braulio Uraezaña; Santos Navarro, Abraham Cabrera (Darlan Noronha, 62′), Nahuel Iribarren, Jesús Sagredo; Richard Spenhay, Rafinha (Paul Arano, 61′), Fernando Arismendi (José Veizaga, 83′), Júnior Sánchez, Pablo Lujan (Clody Menacho, 56′); Jefferson Tavares. Entrenador: Rodrigo Venegas.

Amonestados: Luciano Guaycochea (ORI), Juan Mercado (ORI), Hugo Dorrego (ORI), Nahuel Iribarren (BLO), Richard Spenhay (BLO), Jefferson Tavares (BLO), Abraham Cabrera (BLO), Santos Navarro (BLO), Clody Menacho (BLO), Rafinha (BLO), Jesús Sagredo (BLO) y Darlan Noronha (BLO).

Expulsiones: No hubo.

Goles: Arizmendi (0-1 de Blooming), Hugo Dorrego (1-1 de Oriente Petrolero) y Jefferson Tavares (1-1 de Blooming).

Árbitros: Ivo Méndez asistido por José Antelo y Juan Pablo Montaño.

Estadio: Ramón Aguilera Costas (Santa Cruz).

DT

Tambien te puede interesar

El Chaqueño Walter Rioja se suma a Palmaflor y se aproxima como posible refuerzo para la zaga

kooguasu Deportes

La FBF anuncia el deceso de la juvenil Camila Romero

kooguasu Deportes

Tellez-Montes: un espectáculo bochornoso en pleno centro paceño

kooguasu Deportes